Esta tabla aparecerá en todas las páginas, solo tiene que desplazar la barra lateral y para ver los diferentes apartados solo pase el ratón por los sitios de la tabla y pulse para leer más

                        LAS ERAS GEOLOGICAS DE LA TIERRA

 EL  ORIGEN DE LA HUMANIDAD Y PROCESO DE HOMINIZACION - HOMINIDOS

martes, 11 de enero de 2011

Paleoindio en Venezuela

Para explicar el poblamiento de América, han existido posiciones muy diversas; una de las primeras fue la de Ameghino, a finales del siglo XIX, donde proponía que el hombre era originario de este continente; se comprobó que esto no era cierto en las primeras décadas del siglo XX, a partir de los trabajos en la localidad de Folsom, en Nuevo México, realizados en 1926 por Figgins; surgió una nueva explicación, en la cual el hombre habría llegado al continente en el pleistoceno tardío, aproximadamente hace 13.000 años. (Jaimes; 1996: 37)

Este período de la arqueología americana se caracteriza por la gran influencia que tiene la escuela histórico-cultural, la cual desea establecer cronologías en marcos regionales a través de análisis tipológicos de artefactos arqueológicos; el problema es establecer las tipologías ya que son abstracciones creadas por el investigador y que muchas veces no se adaptan a todas las realidades. Es así como a partir de los años 30's se tiene una concepción muy firme respecto al poblamiento temprano en América, una de las causas de este modelo son los descubrimientos que se hacen en Norteamérica de asentamientos paleolíticos, en donde el esquema a seguir para las sociedades paleoindias era el modelo Clovis; que indicaba según la arqueología de la época, las fechas más tempranas de poblamiento humano en el continente. Pero otro tipo de teoría surgía para los años venideros, gracias a excavaciones en sitios sudamericanos, los cuales daban como resultados fechas muy tempranas que no llegaban a coincidir con las establecidas por la escuela Norteamérica; como es de esperar la reacción de ésta no fue de mucho agrado, porque destruía el modelo establecido, para que no pasará esto la solución fue asumir que existía un estadio anterior al clovis denominado por Krieger //pre-puntas de proyectil//. Los sitios más importantes en Sudamérica son: Punta Forada, en Brasil; Monte Verde y Cueva Fell, en Chile y El Jobo, en Venezuela.

Una de las regiones con evidencia de poblamiento temprano o paleoindio es el noroccidente de Venezuela, con los sitios Muaco, Taima-Taima, El Jobo, Monte Cano, Cucuruchú, ubicados en el Estado Falcón y La Hundición, El Vano, Los Tres Cruces, y el área de Quibor, en el Estado Lara. Las primeras investigaciones importantes fueron realizadas por Cruxent y Rouse en la zona de El Jobo, de donde identificaron cuatro complejos (Camare, Las Lagunas, El Jobo y Las Casitas), las cuales conforman la serie Joboide, se característica por puntas lanceoladas especializadas para la caza de megafauna.

Las investigaciones en el Estado Lara se realizaron más tarde, para la zona, Jaimes propone tres conjuntos arqueológicos: Los Tres Cruces, en el norte de Lara, que es homólogo al complejo Las Lagunas, con puntas lanceoladas bifaciales de hasta 30 cm. De longitud. El conjunto Joboide se encuentra en Los planes de Giosne, Los Planes del Guayabo, El Vano, La Hundición, Yai, Tumbacoa y algunas zonas de Quibor, caracterízado por puntas lanceoladas con una longitud entre los 10 y los 20cm. El tercer conjunto es Giosne encontrado en Los Planes de Giosne y La Hundición, donde se encuentran puntas tipo "cola de pescado". Jaimes clasificó los sitios según el uso del espacio realizados por estas sociedades paleoindias: los dividió en: sitios multifuncionales, recurrentes y poco recurrentes, en los cuales se realizaban los artefactos y en donde se encontraba asimismo la materia prima, según el autor los sitios que representan éste tipo de uso son: Monte Cano (Falcón), Los Tres Cruces (Lara) y Los Planes. Sitios semi- especializados con asociación de caza de magafauna, representado por El Vano (Lara) y por ultimo los sitios especializados como en La Hundición (Lara), donde existe presencia de puntas tipo "cola de pescado" y joboides. La posición de Jaimes puede resumirse, a una visión un tanto funcional con respecto al uso del espacio, y explotación de los recursos de estos grupos humanos como formas generalizadas y no especializadas de subsistencia, por lo tanto, pueden explicarse que existan pocos sitios arqueológicos de cacería especializada en megafauna, ya que ésta, según Jaimes, solo era una pequeña parte de todos los nichos ecológicos que estos grupos explotaban, y que solo recurrían a este tipo de caza en ciertas temporadas del año (particularmente en época de lluvias), cuando era más fácil cazar un animal de gran tamaño (generalmente cuando se encontraba en fuentes de agua dulce, satisfaciendo sus necesidades) a uno pequeño, difícil de encontrar o de cazar. Esto puede llevar a inferir sobre la amplia movilidad que tenían estos grupos, lo cual se ve reflejado en los artefactos similares encontrados en los sitios arqueológicos de la región Lara-Falcón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario